New top banner for FR
El efecto dominó de la COVID-19

El virus golpea a Europa

Europa no se ha salvado de la COVID-19, ni de las restricciones que ha traído, y de hecho este continente llegó a ser epicentro de la pandemia. En Francia, Bélgica, España o Italia, hubo periodos en los que los hospitales se desbordaron y su personal tuvo que trabajar en turnos de 24 horas. Todo esto ha perjudicado a las personas que padecen afecciones no relacionadas con la COVID-19. En París, muchas personas sin hogar, entre ellas migrantes y solicitantes de asilo, que han tenido que lidiar con las alteraciones o cierres sufridos por sus centros de atención habituales o por las asociaciones sin ánimo de lucro que los ayudaban. En respuesta a esta situación, los equipos de MSF cuentan con clínicas móviles, que atienden a estos colectivos vulnerables, muchos de ellos víctimas invisibles del efecto dominó de la COVID-19.

Video

“No puedo ir al médico, porque no tengo papeles”

Seco es de Gambia y vive en las calles de París. Como a muchas personas sin hogar, durante la pandemia, le ha costado conseguir atención médica para la afección dermatológica que sufre. Sin forma de saber dónde acudir, su única opción era la clínica móvil de MSF, que, además de ofrecer el test de COVID-19, proporciona atención médica general a esta población desfavorecida.

Clínicas móviles para personas sin hogar

Video

“Hemos tenido que activar más clínicas móviles”

Jean-François Véran coordina las clínicas móviles de MSF en Francia. A lo largo de la pandemia en París, ha notado un cambio en el tipo de personas que acuden a estos servicios médicos o a las distribuciones de comida. A pesar de todo, Jean-François es optimista y mira con esperanza a un futuro en el que la distancia física y las pruebas de COVID-19 no sean parte de nuestro día a día.